Reportaje de la periodista Pepa Valenzuela para El Mercurio.

Comer, rezar y amar en el norte chico

A un refugio custodiado por ángeles, cuarzos y budas de la IV Región llegó la periodista Pepa Valenzuela a recuperarse de sus problemas de salud. Necesitaba calma y desconexión. Una rutina que iniciaba con un desayuno de campo e incluía meditación y lectura de cartas angélicas. Este es el relato de su sanación.

Ver aquí el reportaje completo